Melchor Fernández destacó el estilo ágil, brillante, desenfadado y, en algún caso, periodístico del autor.

Un grupo de piragüistas liderados por Juan Manuel Feliz viajó a través de África, sin guía turística, utilizando sólo los libros clásicos de los grandes exploradores. Esta aventura está en el origen de los relatos escritos y recogidos en la obra «Desde el kilómetro cero», de la que es autor Manuel Herrero Montoto, médico, escritor y columnista habitual de este diario.
«No es un libro de viajes, aunque de eso tiene algo. Es un libro que se desparrama por el ancho mundo y sus zonas más recónditas», afirmó Melchor Fernández, adjunto a la Dirección General de LA NUEVA ESPAÑA, uno de los presentadores de la obra, durante el acto que se celebró ayer en el Club Prensa Asturiana.
A la presentación asistieron -además de su autor y Fernández- los escritores Pepe Monteserín y Luis Arias Argüelles- Meres, y Marta Magadán, editora de Septem.
Durante su intervención, Melchor Fernández explicó que «en todos los relatos está presente la personalidad del autor, conocida por todos. Es un estilo ágil, brillante y desenfadado, con un lenguaje que a su vez es contenido y desmadrado pero controlado». Asimismo, matizó que el primer relato de la obra es un gran reportaje por el centro de África, un descenso en piragua por los ríos Gambia y Níger.
A partir de aquí, el país africano regresa con un planteamiento diferente, situándose en el mundo de los grandes pigmeos. Posteriormente, señaló Melchor Fernández, «el libro se marcha a territorio de los hielos, con una hermosa leyenda que adquiere un hábito poético y un acercamiento a Lisboa, donde encuentra ambientes recónditos y esquivos».
Monteserín planteó su intervención en forma de diario, desde que Manuel Herrero le llamó para proponerle intervenir en la presentación, hasta el día de ayer. «Su prosa es eficaz y valiente. Sus relatos atrapan al lector desde la primera página y su lenguaje es coloquial, con tacos y humor incluidos», dijo. A su vez, subrayó que «todos los escritores viajamos desde el kilómetro cero».
«Herrero Montoto rompe el género clásico de la literatura de viajes. Traduce el sentir y la forma de ver el mundo», según Luis Arias Argüelles-Meres. El escritor explicó que el estilo de su autor se convierte en una información al oído del lector, porque habla de sus propios sentimientos ante lo que está viendo. «Combina ironía y complicidad y hace llegar al lector la poesía de los lugares y sentimientos».

A %d blogueros les gusta esto: