Carmen G. Casal.
Cree Carmen González Casal (La Felguera, 1964) que la sociedad en general y la empresa en particular se han perdido, durante cerca de veinte siglos, la activa y original contribución de la mujer. La lucha que en los últimos años ha venido protagonizando este colectivo por acceder al mercado laboral corre pareja a un afán por mantener su condición, compatibilizando hogar y trabajo, una unión que, a juicio de González Casal, si se sabe hacer bien «resulta muy beneficiosa».
Mujeres con historia (Septem Ediciones) hace un recorrido por la trayectoria de cincuenta mujeres asturianas que, gracias a su capacidad emprendedora, han sabido abrir caminos de éxito en muy diversos sectores. El Club de Prensa del Diario de León presenta hoy este libro con la presencia de la autora y de Teresa Gutiérrez.
Un «reparto equilibrado», como dice Casal, conforma una obra en la que pueden encontrarse testimonios de profesionales de todo tipo: desde conductoras de camiones de mercancías peligrosas a constructoras pasando por expertas en música barroca u hosteleras… sectores tradicionales o tecnológicos, de la sidra al diseño gráfico, y de las tres grandes zonas de Asturias: Centro, Occidente y Oriente.
A juicio de esta licenciada en Ciencias de Información y especialista en Antropología, entre las características comunes que pueden encontrarse en todas estas mujeres está la capacidad de «crear equipos», de «humanizar» un espacio «frío» como es la empresa y de tener «un talante abierto, sin miedo al riesgo». Son gente que saben «llegar con más sensibilidad a los trabajadores», traspasando lo meramente laboral, y a las que no importa, si se da el caso, «realizar faenas más bajas, por ejemplo, una hostelera a la que le falla alguien, no duda en ponerse a servir o limpiar». El hecho de que durante mucho tiempo la mujer haya estado relegada al hogar («un espacio con muchas similitudes con la empresa», recuerda Casal), que esté acostumbrada a «hacer rendir» sueldos y oportunidades, suele hacer que esa capacidad se potencie en la empresa. La «compatibilización» sabia de esos dos mundos «redunda» en solvencia empresarial y éxito, según esta autora. Como ejemplo de ello pone a Henar Ortiz, tía de Letizia Ortiz, diseñadora y creadora, además, de la portada del libro.
A %d blogueros les gusta esto: