Con 27 años recoge su primer premio literario y lo hace convencida de que «las mejores novelas se esconden en la realidad de cada día y muchas veces en una pequeña noticia». Periodista de profesión, Sonsoles Ónega recogió ayer en Oviedo de manos del presidente del Principado, Vicente Alvarez Areces, el diploma acreditativo del III Premio Letras de Novela Corta, editado por Septem. Su obra ‘Calle Habana, esquina Obispo’ resultó ser la mejor valorada por el jurado entre las 84 que se presentaron en el concurso, organizado por la Asociación de Libreros de Oviedo y Septem Ediciones y fallado el pasado en febrero.
El libro está inspirado en Cuba. Surgió a raíz de un viaje que Sonsoles Ónega realizó a la capital cubana en 1999. Descubrió un mundo hasta entonces desconocido para ella y empezó a idear el argumento de la novela. Poco después, surgió «la historia de una derrota», como contó ayer en Oviedo. Su novela está basada en las vidas de un padre y un hijo de La Habana que «luchan con lo poco que tienen a su alcance contra el régimen castrista».
En poco más de cien páginas relata una historia «sin final feliz», dijo, y «sin complicados argumentos». «No esperen tampoco un arrebato político ni a favor ni en contra del régimen», advirtió. La periodista aseguró estar «satisfecha» con el galardón y encantada de visitar Oviedo «la ciudad mejor novelada del mundo», apreció. El premio está dotado con 750 euros, una cantidad discreta, pero suficiente para Sonsoles Ónega, que se calificó como una «recién llegada al mundo de las letras».
El galardón se concede anualmente en Oviedo. Hasta ahora, la asociación de libreros participaba en el premio, pero, a partir del próximo año, la organización correrá en solitario a cargo de Septem Ediciones.
A %d blogueros les gusta esto: