El Club de Prensa del Diario acoge hoy la presentación del libro «La personalidad social de Castilla», una obra que indaga en las señas de identidad de un pueblo que se confunde y se diluye con el español.
Para Alfredo Hernández (Zamora, 1951), doctor en Ciencias Políticas y Sociología, y autor de una quincena de libros, Castilla es una gran región marcada por una serie de comportamientos sociales. A su juicio, la actual comunidad forma «el residuo», lo que quedaba tras diseñar el mapa de las autonomías, y también asegura que el leonesismo es un problema «que hay que resolver». Hoy presenta La personalidad social de Castilla (Septem Ediciones) en el Club de Prensa.
-¿Cuáles son las señas de identidad de «lo castellano»?
-Su rasgo más característico es su españolismo. El hecho que la gente anteponga su condición de español a su identidad castellana o provincial. Así, mientras otras regiones son egocéntricas , miran hacia su interior, nuestro caso es alocéntrico , se diluye en el espacio nacional.
-¿Qué consecuencias tiene esa manera de percibir las cosas?
-Una incapacidad para defender lo nuestro. Un pensamiento basado en la ortodoxia y la escolástica. Un rechazo ante todo lo que es nuevo. Una falta de carácter emprendedor. Y todo esto unido a la religión como tradición, como elemento consuetudinario de la vida. Además, tiene mucha importancia el poder político, al que se tiene mucho respeto, frente al económico e industrial de otras regiones.
-¿Por qué los leoneses no nos sentimos castellanos?
-Porque en León, el fuerte concepto provincial que se tiene en estas provincias está más acentuado, esa conciencia se ha adjetivado políticamente. Sin un partido, sin la UPL, el leonesismo sería un debate de intelectuales o universitarios. Porque es verdad que las encuestas demuestran que los leoneses prefieren su autonomía, pero es que eso es algo que prefirirían todas, ya que perciben que una comunidad uniprovincial recibe más dinero.
-¿Debe Castilla y León reformar su estatuto de autonomía?
-Sí, pero sin el sesgo que le impone el caso catalán. Y debe dar solución al leonesismo por medio del debate.
  • Hora: 20.30.
  • Lugar: Gran Vía de San Marcos, 8.
A %d blogueros les gusta esto: