El presidente asegura que participará “de forma inmediata” en la idea planteada por una editora. La Asociación de Libreros apuesta por Oviedo como sede de un plan creado por todo el sector.
El acto de entrega del premio Letras de novela corta a Miguel Angel González desde la carpa de LibrOviedo acabó ayer convirtiéndose en la excusa perfecta para tratar de que las ferias literarias se dejen de “localismos” y emprendan por fin un proyecto global para crear un salón de estas características de carácter regional. Durante el evento, la propietaria de Septem Ediciones, Marta Magadán, aprovechó la presencia del presidente del Principado, Vicente Alvarez Areces, para poner de relieve “la necesidad de poner en marcha una feria del libro de Asturias”. “Hay que acabar con el localismo, que sólo empequeñece”, dijo Magadán.
Ante la propuesta, Areces señaló refiriéndose a la editora: “Me lanzó un guante que recojo. Cojo ese guante y me comprometo a participar en esa idea, porque las cosas bien pensadas y bien hechas siempre van a tener nuestro apoyo”, y añadió con entusiasmo: “Ahora habrá que ver si de forma inmediata podemos desarrollarlo”.
NO EXCLUYENTE Magadán dejó claro minutos después de finalizar el acto que esta no es una propuesta suya particular, sino que es fruto de muchas conversaciones entre editores, libreros, autores y distribuidores ante el peligro de la “globalización” que está afectando a este sector. “Tenemos la necesidad de potenciar la industria cultural y de pensar a lo grande para que todo salga bien”, afirmó la editora, que, ante todo, manifestó que la iniciativa “no es excluyente de LibrOviedo, sino que ambos eventos serían complementarios”. “La idea no sería sustituir una feria por otra”, opina Magadán.
Para poner a funcionar el salón literario, todos los interesados que forman parte de la cadena editorial se reunirían próximamente para definir el plan. Entre ellos, jugarían un papel muy importante los libreros. Preguntado por la ubicación del evento, el presidente tanto de la Asociación de Libreros de Oviedo como de la de Asturias, Pedro García Alonso, decía unas horas después que lo mejor sería que se quedara en la capital del Principado.
“Si hacemos una feria de toda Asturias el punto geográfico medio estaría en Oviedo, y entiendo que debería hacerse aquí porque Gijón dispone de un presupuesto mayor que les permite contar con un Salón del Libro Iberoamericano y de otros eventos como la Semana Negra”, subrayó. Para ello, Alonso propone “crear una carpa mayor que la de LibrOviedo y buscar otro emplazamiento”. Sin embargo, ante todo, lo importante sería “hacer algo para revitalizar el mundo de los libros en Asturias”.
Otra de las propuestas sería, a su juicio, no tanto centrarse en que se haga una feria única como realizar actividades conjuntas como conferencias o jornadas que podrían desarrollarse también durante todo el año. “Y para eso la Fundación Príncipe tendría mucho que decir”, cree el presidente de los Libreros, quien ya en otras ocasiones había pedido la colaboración de esta entidad. “Si no contamos con importantes apoyos como el de la Administración corremos un riesgo muy grande ante la globalización”, agregó.
LA COMPRA En este sentido, García Aloso también quiso referirse a la futura Ley del Libro, a la fórmula de la gratuidad de los libros de texto –“con vales”– y a la compra de éstos para las bibliotecas, para lo que propuso la fórmula de que la Administración regional compre directamente a las librerías en lugar de hacerlo a las editoriales.
Por otro lado, Alvarez Areces se refirió ayer al galardonado con el premio Letras como uno de sus “publicistas, porque aunque sea madrileño seguro que hablará bien de Asturias”. Y es que, según Areces, “con el libro no acabará nadie, a pesar del avance de la tecnología”.
Fuente: La Voz de Asturias
A %d blogueros les gusta esto: