EN ESTE LIBRO SALE TODO DIOS, hasta Jesucristo. Y sus vicarios en la tierra, Juan Pablo II y Benedicto XVI… Pero, en especial, sale todo dios que pinta algo en la política española, Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy, Fernández de la Vega y Zaplana, Jesusín Caldera y Angelito Acebes, Montilla, Mas, Maragall, Ibarreche, Otegui, ETA, Chaves, Ibarra, Alfonso Guerra, José María Aznar, Felipe González y muchos etcéteras…

Todos cuantos conducen o han conducido a Estepaís hasta donde ahora se encuentra, como lo que son: verdaderos “duces”, duques o con–ductores que inducen lo que quieren en la Sociedad, acaudillando a sus huestes políticas desde arriba, verticalmente, sobre la inerme Sociedad desamparada, que vota cada cuatro años y luego ha de callar impotente y contemplar el espectáculo.

Porque también comparecen los tutores legales de la gente, los jueces y fiscales, y no son los que mejor quedan… Al contrario, de los sedicentes Magistrados se dicen cosas muy rectas y derechas, que se entienden pronto: un estamento tan poderoso que hasta se juzga a sí mismo… incurre inmediatamente en tantos vicios como luego se verá. Otrosí, cuando se depende de los políticos (además de sus propios provechos), entonces ya puede y debe decírseles lo que están a punto de oír.

Acuden Reyes y Reinas, antiguos y modernos, doña Leti y el señorito de Asturias, que ya es señor, Carlos y lady Camila de Cornualles, Albertito de Mónaco, la maldición de la Beltraneja e Isabel la Católica, la telebasura, el Madrid y el Barça y otros peloteros de la patria… Inclusive, se practica futurología y se anuncia cómo terminará “el proceso ETA/Zapatero”.

Además se envían mensajes a Antonio García Trevijano y a sus republicanos, a José Antonio Marina, a Albert Boadella, a Antonio Gala, a José Bono… al PSOE y al PP, a diestra y siniestra, hacia arriba y hacia abajo. Para que los entiendan todos. O, al menos, eso se intenta.

Y hablan los lectores, ya, a través de sus propios y directos comentarios. Como si rompiese a hablar la Sociedad.

Empiece a abrir los ojos… Porque este libro puede cambiar el curso político de España… puede romperle el cerebro y reparárselo correctamente, a la vez.

A %d blogueros les gusta esto: