Jesús Rivas, profesor de la Escuela
Universitaria de Turismo de Asturias.

Jesús Rivas presentó ayer su último libro: Planificación turística . Un trabajo que pretende ser una herramienta que facilite al universitario la comprensión del proceso planificador en materia turística y al técnico puntos de apoyo para mejorar su trabajo. La obra, presentada ayer en la Cámara de Comercio de Oviedo, también ofrece un análisis crítico de las carencias del sector que no debe ser recibido en saco roto por los responsable del sector.

¿Qué peso ocupa el turismo en la economía regional, en el Producto Interior Bruto (PIB) de Asturias?-Estamos en el 8% , el peso cada vez es más creciente desde mediados de los ochenta. Estamos lejos, pero nos vamos acercando al peso que tiene el turismo en España, que es el 12%; yo creo que en un plazo de unos cinco años podremos estar en el 9 o 10 por ciento del PIB.
¿El turismo podría llegar a suplir a lo que representa la industria?-El sector va a tener un desarrollo importante, pero nunca dejaremos de ser lo que somos. Asturias viene sustentando su economía en tres patas, la siderurgia, la minería y el puerto, sectores que han sufrido una reconversión importante, se están ajustando, pierden peso y dejan huecos que son ocupados por otras actividades como el turismo.
¿Qué lugar ocupa Asturias en el mercado del turismo nacional?Dentro del eje cantábrico, Asturias tiene una posición de liderazgo en muchos parámetros como ocupación hotelera, número de viajeros, turismo rural, precios. Pero hay mucho camino que recorrer, no se puede caer en triunfalismos.
¿Lo de ´Paraíso natural´ vende?Sigue funcionando; según las encuestas del SITA cuando se pregunta a los turistas el entorno natural atractivo es uno de los elementos más valorados. Pero también se están desarrollando otros espacios como la cultura, las convenciones y congresos, son complementos que están creciendo, pero no dejan de ser cosas a madurar. Hoy por hoy nuestro verde, el carácter de la gente, la gastronomía, lo natural, sigue siendo lo más valorado por quienes nos visitan.
¿No se depende mucho de los visitantes que vienen de Madrid?También vienen de Castilla y León, del País Vasco, vienen a respirar, a encontrarse con ese verde que no tienen en sus comunidades.
Pero las visitas de extranjeros no parece que despeguen.
No pueden venir si no hay comunicaciones, si no hay un aeropuerto con buenos enlaces y horarios. Unas buenas comunicaciones aeroportuarias son la clave y aquí se ha empezado un poco tarde, aunque se están dando esos movimientos.
¿De ahí la importancia de los vuelos baratos?Yo los llamaría vuelos de precio razonable. Sí, son una pieza clave. Basta decir que una ciudad como Londres, con tiendas, oferta cultural y todo lo demás tiene uno de sus aeropuertos dedicados exclusivamente a vuelos de bajo coste, porque son demandados por un turismo de clase media que quiere ahorrar en el traslado para gastar más en destino.
Pero Easyjet quitó su vuelo diario a Londres porque no había demanda, no había mucho interés en visitar Asturias.Las estrategias empresariales probablemente son de otro calado, también tuvieron problemas con el handing. Yo como usuario constato que los vuelos van llenos. Además tienen previsto el enlace de Asturias con Madrid y eso es positivo.
¿Qué nichos quedan por explorar en el negocio del turismo?Hay que profundizar más en el turismo de convenciones y congresos, también en temas de arqueología industrial, el museo de la minería, el museo de la siderurgia son elementos que hay que dinamizar, las actividades culturales.
¿Asturias presume con justicia de su oferta de turismo rural?Podemos seguir sacando pecho. Hay una competencia muy fuerte que viene por las alas, desde Galicia y Cantabria. Esta última parte de un nivel más bajo que hace que tenga unos precios más económicos, se puede decir que Asturias es algo más cara, pero se sigue manteniendo el liderazgo.
¿Y cómo están los niveles de calidad en la empresa y la infraestructura hotelera de la región?En términos generales hay una gran calidad en unas organizaciones que han apostado de una manera crítica por la excelencia turística con una orientación acertada hacia el cliente.
¿Y cómo se portan los responsables de turismo en el Principado?Podrían hacerlo mejor. Las compañías de bajo coste no entraron en el momento adecuado, lo hicieron tarde. Está Easyjet y se ha incorporado Air Berlín, pero hay que ver qué precios y qué horarios ofrece, eso es lo que hay que analizar.
A %d blogueros les gusta esto: