Asturias también es una magnífica fuente literaria y prueba de ello son las numerosas obras publicadas durante el pasado año 2006.
Toño Valle y sus ‘foskitos’
El día más feliz de mi vida fue cuando se estrelló el camión de Foskitos’ fue el sugerente título del último libro del escritor asturiano Antonio Valle. En la obra, el autor hila 51 microrrelatos en los que relata las vivencias de treintañeros que eran niños a principios de los setenta. Según el autor, el título corresponde a una vivencia personal de un amigo, que vio cómo todos los niños de su pueblo corrían a coger ‘foskitos’ de un camión accidentado. Sin embargo, el libro cuenta con un trasfondo que hace pensar al lector, narra situaciones peculiares utilizando el humor como elemento catalizador, pero sin caer en lo cómico.
“Buscando un Ortega desde dentro”
Luis Arias ArgüellesBuscar un Ortega desde dentro es una aventura apasionante para todo aquel que quiera abismarse en una obra que estuvo marcada por el afán de claridad y por una voluntad de estilo admirables. Es también recorrer un periodo de la historia tan fascinante como lleno de incógnitas en el que podremos ver el protagonismo de Ortega y sus propios testimonios a través de un manejo envidiable de los recursos expresivos. Luis Arias ha escrito una biografía que, siguiendo las pautas marcadas por el filósofo que se aborda, facilita al lector el que acaso sea objetivo primordial de un libro de este género: que el biografiado comparezca de principio a fin explicándose a sí mismo a través de sus hechos y de sus obras.
Leopoldo Panero y el asturiano Diego Medrano publicaron seis años de correspondencia
Los héroes inútiles recoge cien cartas de cada uno con el fracaso como “leit motiv” de la correspondencia. Para el título, ambos se inspiraron en Baudelaire, quien en los Escritos autobiográficos escribe El oficio de héroe sigue vacante, y añade en su Correspondencia: “Siempre me ha producido verdadero espanto llegar a ser una persona útil”. En esas cartas la literatura es un medio para redimir una serie de vidas que de otro modo serían mediocres, explica Medrano, para quien conocer a Pere Gimferrer fue crucial en su existencia.
A %d blogueros les gusta esto: