Editores independientes en un mercado cada vez más globalizado y exigente, donde las pequeñas editoriales sobreviven a duras penas. Será uno de los ejes centrales del Salón del Libro Iberoamericano que celebrará en Gijón, en mayo, su décima edición, que será la décima. Y acogerá también el II Encuentro Internacional de Editores Independientes. Un encuentro en el que debatirán sobre un mercado liderado por las multinacionales de la comunicación.

El director del Salón, Luis Sepúlveda, presentó ayer en la delegación del Principado de Asturias en Madrid, la programación del certamen literario que girará en torno a la literatura infantil y juvenil. Sepúlveda destacó que, tras la experiencia piloto del año pasado en la que se emitió por internet «lo más importante» de la feria, en esta nueva edición se emitirá en directo toda la programación del certamen en «muchos países» iberoamericanos a través de la web www.literastur.es.


El autor de la obra ‘Un viejo que leía novelas de amor’ aseguró que el Salón «no es una feria del libro más», sino que constituye el «necesario punto de encuentro» de la comunidad iberoamericana, «que comparte dos lenguas: español y portugués». Sepúlveda subrayó la importancia de países como Guinea Ecuatorial y la República Saharaui Democrática, que son las «grandes olvidadas», pero que siguen manteniendo con «muchas dificultades» un idioma «que también aman».

El escritor chileno manifestó también que el Salón «no sería posible en ninguna otra ciudad más que en Gijón» dada su «larga tradición» cultural y literaria, de la que destacó los ateneos gijoneses, que gozaron de una gran actividad «ya desde comienzos del siglo XX».

El Salón se celebrará entre el 9 y el 14 de mayo, en Gijón, y reunirá a más de 3.000 niños. Andreu Martín, Nativel Preciado y Santiago Roncagliolo han confirmado ya su presencia, junto a la venezolana Laura Antillano y la argentina Eugenia Almeida.

A %d blogueros les gusta esto: