La gran acogida en la muestra madrileña anima al gremio editorial a
plantearse una mayor participación

Los editores asturianos que participaron en la reciente Feria del Libro de Madrid están sorprendidos del éxito alcanzado. «No lo esperábamos ni en el mejor de los supuestos», afirma la presidenta del gremio de editores, Marta Magadán, que valora muy positivamente la presencia asturiana en la feria y la acogida que los lectores han dispensado a los autores asturianos. Entre las ocho editoriales participantes -Nobel, Trabe, Trea, CICEES, Picu Urriellu, KRK, Madú y Septem- pusieron a la venta en la feria una cifra cercana a los dos mil ejemplares, de los que más de un 65 por ciento fue adquirido a lo largo de las dos semanas que duró el evento. Magadán califica los resultados de extraordinarios, si se tiene en cuenta que era la primera vez que Asturias participaba en una feria que cuenta con cuatrocientas casetas y una amplia oferta de todo tipo de libros. Las editoriales Septem y KRK, con mayor número de escritores invitados, fueron las que más ejemplares vendieron.

También se apreció una mayor demanda durante el fin de semana. Sábado y domingo fueron los días elegidos por la mayoría de los lectores para desfilar por las casetas y hacerse con los ejemplares de su interés. Por autores, Fernando Beltrán con «La amada invencible» y María Luisa Prada con «Una cita en Arlés», fueron dos de los más aclamados, pero también fue muy bien acogida la novela de José María Fraguas, «Pirracas», «La mujer del farero».
En el stand estuvieron a disposición del público diversos géneros literarios, desde los libros universitarios a la literatura en asturiano pasando por el libro infantil, ensayo, poesía y guías, entre otros. Una de las materias que más interés despertó entre los compradores fueron los libros dedicados a la mitología asturiana. Visto lo visto y satisfechos con los resultados, los editores ya están pensando en la próxima Feria del Libro. Esperan no tener problemas para acudir y contar con el visto bueno de la dirección del certamen y con el apoyo económico de la Consejería de Cultura. «La idea para el año que viene es preparar con antelación la participación y tener previstas las novedades y cerrados los autores que vayan a estar presentes».
Además Magadán espera que se sumen otras editoriales asturianas que en esta ocasión no han participado. En estos momentos preparan la participación en ferias como la de Fráncfort y la de Roma.
A %d blogueros les gusta esto: