Un visible incremento en la asistencia de público y un moderado aumento de las ventas respecto a años anteriores permitieron ayer a los organizadores del V Salón del Libro Asturiano echar el cierre de la presente edición del certamen con satisfacción. La carpa levantada durante la pasada semana en la calle Tomás y Valiente por el Gremio de Editores de Asturias registró, de hecho, una buena afluencia de visitas también en la jornada de clausura, en la que el acto central fue la sesión de firma de ejemplares de la novela «La hija», editada por Septem, a cargo de su autora, Esther Álvarez.

Precisamente las presentaciones y firmas de libros, que este año han sido diarias, se convirtieron, según fuentes de la organización, en uno de los factores que ha contribuido a atraer visitantes con mayor homogeneidad que en ediciones anteriores, en las que el público concentró sus visitas en los días del fin de semana. Los descuentos, la variedad temática y de editoriales y la actividad en torno al libro infantil han estimulado también la asistencia, según confirmaban ayer las mismas fuentes.


El V Salón del Libro Asturiano, cuyo objetivo es dar a conocer el fondo bibliográfico de las editoriales asturianas en toda su extensión y variedad, ha contado este año con la participación de las editoriales Abbat, Alpala Libros, Ámbitu, CICEES (Centro de Iniciativas Culturales), KRK, Llibros del Pexe, Madú, Picu Urriellu, Pintar Pintar, Septem, Trabe, Trea y Yaganes.
A %d blogueros les gusta esto: