Toño Valle ha unido placer y pop en una misma identidad. Su libro/pop (‘El día más feliz de mi vida fue cuando se estrelló el camión de los Foskitos‘) es una plena educación sentimental. Hace de los Foskitos lo que Proust, anarquista bien educado, hizo con una magdalena. Su libro/placer (‘Pasajero en Asturias‘) nos enseña a comer en Asturias, siempre después de haber crecido. «¿Qué hay de tu vida en tus letras?». «Soy austero, un espartano que no pasa por el gimnasio. Vivimos en un mundo de eslóganes, marcas profundas, niñas de la posguerra fascinadas con las tiendas de chinos. Intento reflejar todo eso». «¿Qué es el arte, espartano Espartaco?». «El artista debe ser aquel que muestra lo que no se puede se puede ver. Jamás el arte debe entretener. Una nueva mirada sobre el mundo, acaso otra postura». «Dígame una cita». «Las del autobús, las de los filósofos del bar. Aunque si no te gustan, la clásica de Calvino: Toda historia no es otra cosa que una infinita catástrofe de la cual intentamos salir lo mejor posible». «¿Sus obsesiones más azules?». «Escribir como forma de autocontrol. Emborronar papeles con todo tipo de deliciosas obsesiones más o menos elaboradas». «¿Lecturas y proyectos?». «Onetti, Poe, Boris Vian, Carver. En un par de meses sale mi primer libro para niños». «¿Qué es un niño, oiga?». «Ser humano entre bebé y adolescente, junto a Peter Pan y algunos peces». «¿Vino tinto o dulce paranoia?». «Cuidado con el vino. No todo el mundo está preparado para vivir en el paraíso. Ningún paranoico sabe que lo es; una maravilla». «¿La felicidad?». «Yo no quiero ser feliz, sólo unos pantalones cómodos». «La gente no lee, Espartaco». «El periodo de tiempo en que la literatura llegaba a las masas está acabándose, volveremos al lector de hace un par de siglos, minoría de clases cultas que sabía leer y muchos Medranos protegidos o exhibidos en los zoológicos». «Es mejor arder que apagarse lentamente; la senda de Cobain». «Yo te respondo con Kerouac: las únicas personas que valen para mí son las que están locas, locas por vivir, locas por hablar, locas por ser salvadas, deseosas de tener todo a la vez, las que jamás bostezan ni dicen cosas intrascendentes, sino que arden, arden, arden….». «Qué así sea. Salud y un foskito».
LA LUNA A CUCHARADAS
Por Diego Medrano
A %d blogueros les gusta esto: