No pretende resumir la historia de la economía, hablar de sus corrientes o resumir conocimientos, sino hacer preguntas. Quién tenga la inquietud para buscar respuestas, tendrá interés y, en principio, madera para cursar estos estudios. La profesora de Organización de Empresas de la Universidad de Oviedo Beatriz Junquera presentó ayer en la librería Bertrand ‘Sara quiere ser economista’, publicado por Septem y dirigido fundamentalmente a adolescentes que buscan la respuesta a la gran pregunta «¿qué carrera estudiar?».

-Dicen que su libro es una especie de ‘El mundo de Sofía’ en economía.

-No exactamente, aunque tiene un enfoque similar. ‘El mundo de Sofía’ explica las distintas corrientes filosóficas. ‘Sara quiere ser economista’ es un estadio anterior, plantea preguntas, pero no las desarrolla. Tiene un objetivo diferente: no se trata de explicar a adolescentes lo que es la economía de empresa, sino qué temas se abordan en ella.

-¿Por qué lo escribió?

-Cuando comencé a ser estudiante en la facultad, me sorprendió que mis compañeros de promoción no hubieran tenido en el Bachiller las típicas charlas orientativas en las que profesionales explicaban qué se estudiaba en cada carrera o qué capacidades había que tener para cursarlas. El libro es para que la gente sepa donde se mete y tome sus decisiones con un poco más de conocimiento de causa.

-Entonces, va dirigido a adolescentes pre-universitarios.

-También a la gente que está empezando y que quiera tener conocimientos. Pero en teoría deberían venir aquí sabiendo qué quieren hacer.

-¿Falta orientación a los jóvenes en los centros escolares?

-Sí, falta orientación. Los padres tienen su papel en la educación, pero no la obligación de estar formados para dar respuesta a una serie de interrogantes. Eso lo delegamos en las escuelas, es obligación del sistema educativo, para eso dedicamos un presupuesto.Obra amena

-¿Ha tratado de que resulte ameno?

-Hay que preguntárselo a los lectores, aunque ésa es mi intención.

-¿La economía es árida, complicada, como para muchos parece de primeras, o se puede entender por cualquiera si se explica bien?

-Como rama de conocimiento de ciencias sociales tiene diferentes visiones, y puedes enfocarlo a través de lo clásico o de los problemas actuales. ¿Árida? Depende del qué se cuenta, del cómo y de quien escucha. Cada uno tenemos unas inquietudes diferentes. Para una persona a la que le gustan las ciencias sociales, puede resultar muy interesante. Dentro de mi programa tengo análisis económico de la empresa, y les cuentas lo qué pasó en el sector del chicle, del juguete, por qué aparecieron ahora los barriguitas, y eso a mis alumnos les gusta. Les gusta aquello que habla de cosas que pueden ver en los periódicos o en el hipermercado. Los temas de análisis económico más teórico les gustan menos, pero todo es necesario.

-¿Tiene salida la carrera o hay saturación?

-Mejor que preguntárselo a un profesor es dirigirse a las estadísticas oficiales de demanda de empleo -a nivel nacional-, y según las estadísticas, parece que sí.

-¿Y quién es Sara?

-Mi sobrina. Tiene 3 años y yo me la imaginé con su personalidad actual, pero más mayor. Es muy curiosa, preguntona, inquieta

-¿En ese sentido se parece a ‘El mundo de Sofía’?

-Sí, Sara es una niña muy parecida a Sofía.
A %d blogueros les gusta esto: