Esto es una japonés que visita España y en cinco días recorre Sevilla, Córdoba, Málaga, Toledo y León. Cuando vuelve a su país, un amigo le pregunta si le gustó España y el japonés le responde: «Pues no lo sé porque aún no he visto las fotos».

Braulio Antuña cuenta esta broma para ilustrar una nueva forma de hacer turismo, en la que importa más la cantidad que la calidad. Este abogado acaba de publicar ‘Manual práctico de derechos del consumidor en el sector turístico’ (Septem Ediciones), un libro con casos reales y consejos para que a nadie le timen en vacaciones.

-Quién no ha tenido una mala experiencia en vacaciones…

-Existen cientos de casos de consumidores afectados porque el hotel que ofrecía pensión completa tiene el restaurante cerrado por obras o porque la luna de miel en un crucero, en lugar de vistas al mar, tiene vistas a los botes salvavidas.

-¿No conocemos nuestros derechos o nos da vergüenza exigirlos?

-Pues no sé si es por timidez, vergüenza o desconocimiento, pero es cierto que existe un déficit de conocimiento entre los consumidores de servicios turísticos sobre sus derechos. En este libro hemos tratado de mitigarlo.

-¿Qué hacer ante estos casos?

-Es muy importante tener pruebas para poder demostrarlo a la vuelta. Por ejemplo, si la piscina no era como la del folleto, hay que hacerle una foto para poder denunciarlo.

-Hay que ponerse serios.

-Sí, pero sin exagerar, tampoco se trata de denunciar, como he visto, a un hotel porque la cama no estaba hecha con el doblez paralelo a la almohada. Pero sí es cierto que el consumidor turístico es uno de los más desamparados porque está fuera de casa.

-¿Qué dirán los empresarios de tanto usuario informado?

-Estos consejos proporcionan al empresario turístico una herramienta para mejorar el servicio y cumplir las expectativas del usuario. Estar informados beneficia a ambos. Hoy se tiende a hacer un turismo apresurado de consumo comprimido que no es beneficioso para nadie.

-¿Cómo estamos en Asturias en materia de protección del consumidor turístico?

-Pues como asturiano me satisface decir que contamos con una normativa muy completa.
A %d blogueros les gusta esto: