En un ambiente distendido, rodeado de gente cercana, Javier García Cellino, escritor y colaborador de LA NUEVA ESPAÑA, presentó su primera novela, «Círculos de tiza». La obra, avalada por el premio «Letras» de novela corta, se presentó en la Casa de Cultura de La Felguera, en un acto organizado por la asociación cultural Cauce del Nalón, en colaboración con el Club LA NUEVA ESPAÑA en las Cuencas.
Marta Magadán, de Septem Ediciones, recordó que la novela se publica gracias al premio recibido y que es la primera ocasión en las cinco ediciones que recae en un autor asturiano. Comentó que «ha sido una gran alegría ver a un poeta que se estrena como narrador en un obra muy centrada en esta tierra».
El escritor Alejandro Martínez Gallo hizo un detallado recorrido por la obra, destacando que, a pesar de las apariencias, Cellino no quiso hacer una novela negra. Reseñó que «no se debe leer desde ese punto de vista, el enigma de la historia es algo que sirve a Javier para analizar un alma colectiva, un mundo en reconversión que se ha ido escapando por los desagües del río».
A la hora de comentar su novela, Javier García Cellino comenzó con una exhortación a los asistentes. «Os pido que os reencontréis con el espacio y el tiempo», fueron sus primeras palabras, en las que recordó que si rascamos dentro de nosotros mismos acabará apareciendo el niño que todos fuimos. A continuación descubrió los entresijos y las estrategias que siguió para la escritura de la novela. Un trabajo por el que comenzó a sentir curiosidad, luego interés y al final un afán por descubrir un territorio desconocido para él. Lo primero que hizo fue dotarse de una estrategia, «no concibo la ficción sin conectarla con la realidad, ése es el motivo de mi obra». Pero asumió que en la literatura no basta con tener buenas intenciones, «ni siquiera buenas ideas si no se sabe dónde se coloca uno a la hora de escribir». Para García Cellino el protagonista de una historia es alguien a quien el escritor le da un lápiz para que describa la historia.
A %d blogueros les gusta esto: