El escritor ovetense, Antonio Valle, se presentó en Madrid como un viajero. Con su obra “Pasajero en Asturias” de la editorial Septem y “Tino y la alfombra mágica” de la editorial Hotel Papel, encaró la ritualizada firma de ejemplares. Sus libros reflejan lo que en vida es. Escritos muy cuidados gracias a esa experiencia docente que ya abarca a más de un tercio de su vida. Y, esa curiosidad infantil que le hace merecedor de ser uno de los escritores preferidos por los más pequeños.
Antonio Valle se dedica animar a losmayores a no dejar de ser niños y él, como escritor y como persona, no abandona sus lecturas preferidas de la infancia. Tintin está presente en sus lecturas pero también sus escritos tienen rasgos de comics. Su vida es escribir y disfruta escribiendo- Además, disfruta cuando habla que escribe. Transmite esa energía necesaria para ser leído. Su objetivo es atrapar al lector y lo consigue. Admirador de Unamuno y de Italo Calvino, transmite alegría y color a través de sus escritos para los más pequeños. Tiene una escritura que acerca y arropa. Los niños se lo agradecen. Cree en lo que escribe. Vive cada día y escribe cada día. Prefiere el género del cuento y el microrelato.
El ganador del XLV Concurso Internacional de Cuentos de Lena es, en el fondo, un sentimental. El libro “Pasajero en Asturias” está dedicado a la tierra astur. En el se disfruta del entorno de las tradiciones, la gastronomía y el campo. Es la narración de las 24 visitas a diferentes concejos asturianos que hizo el autor. Hay aventuras, anécdotas y divertidas historias. Pero Antonio Valle ya es una referencia en este Madrid que acoge a lo mejor de la literatura.
A %d blogueros les gusta esto: