El escritor presenta «Solos», un conjunto de historias en las que el lector «necesita ponerse gafas», según Manuel Herrero.
«Un relato se basa en algo inusual en el transcurso habitual del mundo. No se pretende contar todo lo que ocurre, toda la existencia de los personajes y su entorno, como en una novela. En la melodía de la vida se levanta aislado un solo instrumental que nos atrapa durante unos momentos. Concentramos la atención en ese músico de pie, las notas que improvisa y su dominio del artefacto. Cuando acaba, aplaudimos mientras su trabajo vuelve a perderse entre los demás músicos. El relato nos ha tenido en vilo y ahora se ha terminado». De esta manera Antonio Valle explicó el título de su nuevo libro, «Solos», que le confirma como un entusiasta cultivador del género corto. Lo hizo ayer, durante la presentación que se desarrolló en el Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA.
Un acto en el que también participaron el escritor Manuel Herrero, y Marta Magadán, de Septem Ediciones. Valle señaló que su pretensión es hacer los relatos «entretenidos» y, a su vez, « que puedan admitir relecturas». El autor aspira a que lo que cuenta «sea lo suficientemente rico para que al volver a leerlo se encuentre alguna cosa más, pero sin que el lector necesite un manual de interpretación», dijo.
Manuel Herrero Montoto calificó el libro de «extraordinario», con textos que, dijo, «no son de fácil digestión», sino relatos en los que el lector «necesita ponerse gafas» para leer entre líneas. En el acto se proyectó el cortometraje titulado «Tres golpes», de Álex Nafría, basado en un relato del mismo nombre incluido en el libro de Antonio Valle. «Un corto absolutamente fiel al texto», dijo el autor. El libro se presenta el miércoles 17 en la Cátedra Jovellanos de Gijón (19.30 horas).
A %d blogueros les gusta esto: