Coolbook, una editorial que vio la luz hace tres años de mano del ya existente grupo editor asturiano Septem, ha editado cinco novelas de autores asturianos y ambientadas en Asturias ven la luz en formato bolsillo con el objeto de acercar la literatura hecha en Asturias a un mayor número de lectores.
Con un precio unitario de 10 euros, acaban de ver la luz Diario de un médico residente de José María Izquierdo; No miréis al mar de Xuan Xosé Sánchez Vicente; Círculos de tiza de Javier García Cellino; Nómadas y El día que me quieras de Armando Murias Ibias.
Con esta denominación han salido ya al mercado dos publicaciones, Parte de posguerra y Un tren a Cuba , de Luis Arias, y El ojo fatigado de la luna , de Antonio García Aparicio. Todas ellas con el mismo objetivo: acercar la literatura a más lectores gracias a las ediciones cuidadas y atractivas.

RESEÑAS

“No miréis al mar” de Xuan Xosé Sánchez Vicente (CoolBook, 2009)
“No miréis al mar” utiliza como protagonista a un personaje llamado José Alfredo que se mete en un negocio relacionado con la informática en su ciudad natal, Xixón. El crecimiento de la empresa le lleva a trasladarse a Madrid donde correrá una compleja experiencia económica, política y personal. Se incluye dentro del hilo argumental otros elementos como las pasiones personales, el poder y la corrupción política.
En la novela se traza un complejo tapiz de pasiones personales, poder, corrupción urbanística y política, donde no falta un peculiar análisis de la vida contemporánea asturiana y de las singularidades que la caracterizan.
Con una prosa magnífica y atrevida, donde destacan la ironía, el humor y el ingenio, el autor logra hacer de esta novela un reto sin par para el lector inteligente.

“Círculos de tiza” de Javier García Cellino (CoolBook, 2009)

“Círculos de tiza” cuenta la historia de un niño andaluz, Julio Colinas, hijo de un minero que se marcha a vivir a la cuenca del Nalón cuando aquel tiene siete años. Tras crear un círculo de amistades durante la infancia, Colinas se reencontrará, ya en su madurez, con aquellas amistades de antaño, tras el asesinato de un hombre que aparece descuartizado en un basurero y que él, como jefe de la Policía, deberá investigar.
Un cadáver descuartizado en un basurero es la excusa para que nuestro protagonista pasee por las calles del Nalón saludando a viejos conocidos, recordando sus días de niñez cuando emigró con sus padres desde Andalucía o charlando con quienes formaron parte de sus amistades de la infancia y que, ahora, son hombres y mujeres de bien incardinados en el árbol político y económico local.

“El día que me quieras” de Armando Murias (CoolBook, 2009)
“El día que me quieras”, ambientada en la España de finales de los noventa, narra la historia de Ricardo, un antiguo “progre” ascendido en la escala social a ritmo de mangoneos y corrupción.
El protagonista de la novela ha pasado de ser una persona muy responsable, un activista que se había licenciado en Derecho por la Universidad de Oviedo para defender las causas de los trabajadores como abogado laboralista, a la opción que le lleva a la orilla contraria para convertirse en un oportunista, un estafador, un hombre al servicio de los chanchullos de la construcción…
Contada con pasos audaces –como el tango que le da título–, “El día que me quieras” es una metáfora sobre el desconcierto y la incertidumbre del hombre en los últimos años del siglo XX.

“Nómadas” de Armando Murias (CoolBook, 2009)
“Nómadas” se ambienta en la España de la transición, concretamente en 1976. A través de sus páginas el autor describe la tensa relación entre un universitario y agitador trotskista (Ricardo) y un inmigrante caboverdiano recién llegado de la antigua colonia portuguesa (João Afonso) que coinciden como mineros en la misma rampla de una mina del Valle de Laciana.
Ricardo busca en la mina, durante las vacaciones universitarias, la conciencia de clase lejos de las aulas, y el africano anhela la amistad, esa medalla de oro que necesitan los que corren por las innumerables pistas de la adaptación social. Después de los primeros recelos de raza y cultura, João Afonso será quien le muestre a Ricardo que la revolución no siempre se estudia en los libros ni surge en los cafés que frecuenta Ricardo durante el invierno en Oviedo.

“Diario de un médico residente” de José María Izquierdo Rojo (CoolBook, 2009)
En “Diario de un médico residente” es el propio autor quien habla de sus años como médico residente asturiano en un hospital de Madrid a finales de los sesenta.
La figura central es el doctor Bedoya, persona extremadamente autoritaria y temida por todos sus colaboradores. Despierta un sentimiento ambivalente entre los que le rodean: por un lado, tiemblan ante sus descargas de ira y, por otra, le admiran por su excelente formación profesional, a la vez que saben de su influencia en la consecución de un puesto de trabajo.
Para vencer algún período de escasez el protagonista llevará a cabo una sustitución en el Servicio de Urgencias, durante las Navidades, que le pone en contacto con los barrios periféricos de Madrid -aunque se queje de que le han robado el abrigo en el ambulatorio y tenga que padecer los rigores del diciembre madrileño-. Sufre el desahucio del piso donde vive, propiedad de un familiar avaro con interés de alquilárselo a otras personas con más posibles…
En resumen, Izquierdo Rojo saca provecho de su vasta experiencia personal para ofrecernos una novela, testimonio de una época, cuyo realismo se suaviza con una buena dosis de humor.

A %d blogueros les gusta esto: