En breves días verá la luz un nuevo libro de Braulio Antuña en el que se analiza los Derechos de los Pasajeros Aéreos.
La evolución ininterrumpida del transporte volátil ha modificado el quehacer del traslado aéreo, inventando condiciones de competitividad; asentando la calidad del servicio, además del crecimiento y propagación que la industria turística estimula como medio de locomoción. Sin embargo estas acciones y resultados de hacer más libre y abierto el sistema circulatorio aéreo no se ha visto recompensado con una considerable garantía en los derechos de los viajeros aéreos.
Todas estas actuaciones no han podido evitar, a pesar de las medidas adoptadas, que millones de usuarios sufran cada año, en mayor o menor medida, sorpresas desagradables, cuando no incontestables infortunios y/o comportamientos ignominiosos al utilizar los aeropuertos de la Unión Europea: Denegaciones de embarque; cancelaciones; retrasos; sobreventa de billetes (overbooking); gastos adicionales inducidos; deterioros; demoras; perdidas de equipajes; atención deficitaria…
El autor, con claridad de exposición y sistemática pedagógica, conservando todo el rigor técnico que el Derecho requiere (ilustrando toda la problemática aérea, ¡que no es poca!, con curiosos casos prácticos, algunos tan esclarecedores como…), pretende con este singular libro, “¿Alguien me puede decir dónde puñetas están mis maletas? A propósito de los derechos de los pasajeros aéreos”, dinamitar el hecho generalizado de factores disuasorios para el pasajero desfavorecido: reclamaciones sin respuesta; procedimientos costosos; lentitud pasmosa en la resolución de los conflictos; incertidumbre sobre el resultado; desconocimiento del idioma; falta de claridad o batiburrillo (cierta ensalada de ideas) sobre cómo, cuándo, dónde y ante quien reclamar…
A %d blogueros les gusta esto: