Una novela «de ritmo trepidante, refrescante y entretenida» que destaca por la «claridad del lenguaje» y la «adecuada elaboración» del relato, firmada por el valenciano Francisco Joaquín Piquer Vento se alzó ayer con el premio de novela «Ciudad de Noega».
Francisco Joaquín Piquer Vento, valenciano afincado en Mallorca, se convirtió ayer en el tercer ganador del Premio Ciudad de Noega con la novela titulada ‘Nada es verdad… (ni mentira)’, una obra que compitió con 94 originales llegados de distintos puntos de España y también de América Latina. El jurado, presidido por el rector de la Universidad de Oviedo, Vicente Gotor e integrado por Beatriz Junquera, Justo Vilabrille, Ovidio Parades, Raquel  Rodríguez, Antonio Valle y Marta Magadán destacó al término de sus deliberaciones en un conocido restaurante de la ciudad el incremento de la participación, así como la internacionalización de las obras. Se recibieron novelas procedentes de Suecia, Holanda, Francia, Italia, Reino Unido, Argentina y Venezuela, entre otros países. De hecho, entre los cinco finalistas había una pieza enviada desde Venezuela y sólo una remitida desde Asturias, que fue el punto de origen de las dos obras ganadoras en sendas ediciones anteriores.
Es, pues, la primera vez que el jurado se decanta por un autor no asturiano para este joven galardón que desde hace tres años convoca la Cátedra Jovellanos de Extensión Universitaria y Septem. Las razones que llevaron a la elección de la obra de Piquer Pinto fueron claras: «Ha sido seleccionada por su adecuada elaboración, la claridad del lenguaje utilizado y por ser refrescante, entretenida y de ritmo trepidante».
Francisco Joaquín Piquer, técnico de empresas turísticas y que ha dirigido hoteles en Mallorca y el extranjero, es, pese a su profesión, un habitual de las letras. Colaborador de un buen número de revistas literarias, ha publicado ya la novela ‘Las mareas no saben de sentimientos’.
Igualmente, su obra forma parte de diferentes antologías literarias y ha obtenido varios galardones literarios.
La historia que narra en la obra premiada la escribió hace cuatro años y se trata de una novela dentro de una novela. «Es un poco una fantasía, el autor está escribiendo una novela, tiene diferentes personajes en la cabeza y, de pronto, sufre un accidente, queda en coma y llega a un sitio, el cielo o el limbo, al que los personajes se van con él y donde se generan una serie de conflictos, de celos, de competencia…», relata Piquer, muy satisfecho con el galardón, dotado con 1.000 euros en efectivo y la publicación de la obra por Septem.
A %d blogueros les gusta esto: