“Atrapar las historias que nos rodean es labor del escritor, descubrir lo extraño en lo cotidiano y recrearlo. Unos lo hacen en una línea y otros en cuatrocientas páginas. Luego los lectores elegimos. Son los tiempos que corren.
No había leído nunca ningún libro de microrelatos y disfrusté de esta corta lectura y de la posterior charla con su autor.
Los microcrelatos de Antonio Valle son de longitudes variadas. Los hay desde una sola línea hasta hasta dos páginas, no más. Aunque al principio pensé que era imposible contar una historia en tan poco tiempo, ahora sé que es posible y que además es posible hacerlo bien. Muy bien.
Con un lenguaje coloquial el autor ovetense nos transmite una historia. Corta, es cierto, pero profunda. A veces te hace reír, otras, te hace pensar y en otras te entristece. También las hay que no te dicen nada, por supuesto. Eso será cuestión de gustos”.
A %d blogueros les gusta esto: