Rafael González Crespo durante la
presentación en el Ateneo Jovellanos.
El viernes se presentó en la sede del Ateneo Jovellanos, el
libro de viajes ‘Cambio hoz y martillo por 4×4 con lunas tintadas’ (Septem
Ediciones, 2013), del Coronel del Ejército de Tierra, ex-delegado de Defensa
del Principado de Asturias y escritor, Rafael González Crespo, que fue
precedido en el uso de la palabra por el vicepresidente del Ateneo Jovellanos,
Luis Rubio Bardón, la editora de Septem, Marta Magadán, y el teniente alcalde
del Ayuntamiento de Gijón, Rafael Felgueroso.
Se trata de un volumen de diez intensos capítulos por la
enorme nación rusa, prologado por el General de Brigada de Infantería, Marín
Bello Crespo, en el que se recorren experiencias plurales del autor, un
profundo conocedor de las fibras y vicisitudes, sobre todo, del pueblo llano
que habita en diversas latitudes del país. Ya sean ciudadanos de Moscú o de la
pequeña población de Klintsy, afectados por la catástrofe de Chernobyl, a los
que prestó su solidaridad junto a la ONG ‘Un hijo más’ a lo largo de varios
años. De la intimidad alcanzada por Rafael González Crespo con las gentes de
aquella tierra, podría dar cuenta el episodio en el que se relata su vínculo
con María Marchenko, una heroína de la II Guerra Mundial que lo convirtió en su
hijo adoptivo.
Explicó González Crespo que tras haber escrito ‘El lado cálido de la guerra fría’ (Septem, 2009), donde abordaba de un modo
especializado el devenir de la antigua Unión Soviética, sentía que debía
realizar una aproximación más directa a unas gentes que «no son nada frías,
sino que pasan mucho frío y tratan de encontrar su destino después de haberse
caído el mundo de la URSS». Personas «exactamente iguales a nosotros, muy
latinos, hospitalarios y cariñosos». Confesó que «aunque soy poco dado a los
strip-tease emocionales, he puesto el alma en estos relatos», razones para una
escritura elaborada «con humor y amor».

Entre los datos, «Moscú es la ciudad más cara del mundo
desde hace 14 años y el salario mínimo interprofesional es de 143 euros». Sin
embargo, cree que «recuperarán su alma popular y constituirán un bloque más
poderosoque el de la Unión Soviética», aspectos que no parece comprender la
Unión Europea, según su opinión.

A %d blogueros les gusta esto: