Haz click sobre la portada del libro y podrás visionar parte de su contenido.
37 horas de mayo
El sábado 23 de mayo de 1981, justo al cumplirse 90 días del Golpe de Estado del Teniente Coronel Tejero, un grupo de encapuchados entró en el Banco Central de Barcelona, y retuvo a 300 rehenes en su interior. Fueron 37 horas de tensión que concluyeron con la entrada de los GEO el domingo por la tarde y la detención de los secuestradores. El episodio dio para portadas de periódico e incluso una comparecencia del Presidente del Gobierno ante el Congreso. Pero nada más. No pasó a la historia, voluntaria o involuntariamente. Ahora, 30 años después, el Teniente Coronel Tejero encarga a un abogado asturiano escribir la verdad de lo ocurrido en el Banco Central, donde los asaltantes no se llevaron ni una sola peseta, tras haber almacenado los 600 millones obrantes en las cajas en el patio central del edificio. Allí se buscaba y se encontró otra cosa: los documentos que acreditaban la participación y aprobación del Golpe del 23-F, desde pequeños reaccionarios, hasta la más alta autoridad de la nación. Con esta trama se construye un thriller inquietante en el que realidad y ficción se mezclan. En el que uno vuelve a hace treinta años desde hoy por la mañana y reconstruye realidades de nuestra historia quizá orilladas intencionadamente. Ha pasado el reproche penal de los hechos por obra de la prescripción delictiva, pero quizá no ha pasado el derecho a conocer lo que ocurrió y cuál fue el motivo. Nunca es tarde para saber la verdad. Y nunca es tarde para vibrar con la lectura de una novela a ritmo de film que mantendrá al lector hasta la última página para conocer el resultado de lo que, hace tres décadas y hoy mismo, ocurre en nuestro país. 
A %d blogueros les gusta esto: