En las fotos de izqda. a dcha. Iván de Santiago,
Carlos Martínez de Marigorta Menéndez,
Orestes Cendrero Uceda y Marta Magadán.
El abogado y exconcejal del Ayuntamiento de Oviedo, Iván de
Santiago, presentó ayer en Santander su última novela ’37 horas de mayo’. El
acto tuvo lugar a las siete y media de la tarde en el Ateneo de Santander. El
autor estuvo arropado por Carlos Martínez de Marigorta Menéndez (Juez de lo
Mercantil de Cantabria), Orestes Cendrero Uceda (Vicepresidente del Ateneo de
Santander) y Marta Magadán (editora de Septem Ediciones ante el numeroso
público que se dio cita en el Ateneo santaderino.
De Santiago novela en su libro el Asalto al Banco Central de
Barcelona el 23 de mayo de 1981, donde un grupo de 18 atracadores entraron en
el edificio y retuvieron a más de 300 rehenes. Desde allí solicitaron la
libertad de Tejero y otros participantes en el golpe del 23-F.
El vicepresidente del Ateneo, Orestes Cendrero, dio la
bienvenida a todos los asistentes y le cedió la palabra a la editora Marta
Magadán que señaló que “esta novela es un ejercicio de talento narrativo, donde
se mezcla la intriga, la política y la novela negra”. A continuación tomo la
palabra Carlos Martínez de Marigorta que glosó la biografía personal y literaria
del autor destacando su gran “capacidad de trabajo y su polifacetismo”.
Finalmente tomo la palabra en autor, De Santiago, ágil de
verbo y entretenido de escuchar, expuso que la novela “cuenta una historia
atractiva que puede cambiar lo que conocemos sobre el 23-F. Creo que hay una
relación entre ambos hechos. Hay mucha gente que participó en el atraco, estos
señores tenían disciplina militar, eran capaces de organizarse pero, según el
Ministro del Interior, eran simples chorizos”.
“Se ha escrito muy poco del caso, solo dos libros, así que
hay muchísimas teorías de la conspiración, hasta el punto de que tienes que
dejar de leer si quieres ser objetivo. Pero, dos generaciones después, nadie
sabe qué pasó en realidad”, subrayó el autor.
Una vez terminadas las intervenciones se abrió un turno de
preguntas por parte de los asistentes. Para terminar firmando el autor
ejemplares a los allí asistentes.
A %d blogueros les gusta esto: