Iván de Santiago en el Bar Plazas de Avilés, lugar donde
se celebra el encuentro literario “Los lunes hay plaza”.
El abogado y exconcejal del Ayuntamiento de Oviedo Iván de
Santiago presentó ayer en Avilés el libro “37 horas de mayo”. La
última novela del escritor mierense está basada en el atraco al Banco Central
de Barcelona, el 23 de mayo de 1981, cuando un grupo de 18 atracadores accedió
al edificio y retuvo a más de 300 rehenes. Asimismo, vincula este suceso con el
golpe de Estado del 23 de febrero de ese mismo año ya que los asaltantes, “tenían
disciplina militar, según destacaron los rehenes. No iban a por dinero y no
eran simples chorizos como señaló entonces el ministro del Interior; buscaban
los papeles que acreditan la participación de las más altas instancias del
Estado en el golpe”, apuntó tras la presentación.
De Santiago seguirá investigando este atraco que “que
nos hace llegar al 23-F”, del que no había nada escrito y en el que
encontró “mucho potencial novelístico”.

A %d blogueros les gusta esto: