El 23 de abril con motivo
del Día del Libro, la Biblioteca Sara Suárez Solís del
Ayuntamiento de Oviedo y Septem Ediciones organizaron la ruta
literaria “El Oviedo de siempre en las voces de hoy”
por la ciudad. El inicio de la ruta comenzó junto a la estatua de
Úrculo en el Campus del Milán (esquina de las calles Melquiades
Cabal y Emilio Alarcos Llorach).
Principió la ruta
Marcelo García leyendo un texto de su novela “Instrucciones
psicóticas para no seguir en tiempos de crisis”
. A partir de
ahí, la caravana de lectores comenzó su andadura por las calles de
Oviedo: Emilio Alarcos Llorach, General Elorza y Víctor Chavarri,
situándose la segunda parada en esta última, donde Abraham Agüera
Blanco
leyó un fragmento de su novela “Las reliquias del
silencio”
.
La ruta discurrió por
las calles Manuel García Conde, Diecinueve de Julio, Palacio Valdés,
Doctor Casal, Gil de Jaz, hasta alcanzar el Hotel de La Reconquista,
donde se realizó la tercera parada de la tarde, aquí Olga Rico nos
leyó un pasaje de su novela “Cuando el pasado despierta”.
La siguiente lectura condujo a la caravana, pasando por General Yagüe
y Toreno, al Parque San Francisco, donde Manuel Herrero Montoto leyó
un trozo de “Omara en el París de las maravillas”.
Después de la lectura de
Herrero Montoto el grupo recorrió el Parque hasta alcanzar la Plaza
de la Escandalera y la calle San Francisco para llegar al claustro de
la Universidad, donde Luis Arias Argüelles-Meres nos deleitó con un extracto de “Un
tren a Cuba”
, para posteriormente, y bajo la estatua de Valdés
Salas, la Cronista Oficial de Oviedo, Carmen Ruiz Tilve nos ofreció
un fragmento de su novela “Las dos caras de Jano”.
De la Universidad a la
cercana Plaza del Riego, donde Tito Montero leyó unas líneas de
“Charlize Theron y las democracias ardientes” y Armando
Murias Ibias
, hizo lo propio, descubriéndonos el Café Suizo a
través de su novela “Nómadas”.
De la Plaza del Riego, toda la comitiva
enfiló las calles Altamirano, Rua, Cimadevilla, San Antonio, hasta
llegar a la Plaza Corrada del Obispo, donde Fernando Fonseca leyó un
pasaje de su novela“Apabullante silencio extranjero”. Y de
ahí, a la última parada, siguiendo por la calle San Vicente hasta
alcanzar el Monasterio de Las Pelayas, donde se ponía fin a la ruta
con la lectura de un fragmento de “Los libros luciérnaga”
de Leticia Sánchez Ruiz.
Una vez finalizada la
ruta literaria “El Oviedo de siempre en las voces de hoy”,
nos dirigimos al Ópera Café (en la cercana calle Argüelles) donde
algunos de los autores participantes: Abraham Agüera, Armando
Murias
, Fernando Fonseca, Manuel Herrero, Marcelo García, Olga Rico
y Tito Montero, participaron en la tertulia “Sigue siendo
Oviedo una ciudad literaria”
que fue moderada por la editora
de Septem, Marta Magadán.  
A %d blogueros les gusta esto: