Con motivo de la celebración del día del libro se celebró la Ruta Literaria de la novela de Aurora García Rivas “Catalina de Santisso”. La ruta se realizó dentro del programa “Rompiendo distancias” que comanda TriniSuárez Rico y que abarca los Ayuntamientos de Taramundi, San Tirso de Abres y Castropol.

La ruta comenzó a las ocho de la mañana en el hotel rural “Casona de Amaído” de Santirso de Abres construido sobre el antiguo palacio de los Santisso. Allí vivió Catalina con sus padres don Sancho Lope de Santisso y su esposa doña Sancha de Lobeira y Mariño, en el s. XVI.

En Santirso se visitaron algunas edificaciones de la época como la capilla dedicada a San Juan, perteneciente al mismo palacio. El palacio de los Altamira y la iglesia parroquial dedicada a San Salvador, ambos del siglo XVII. No quedan restos del convento que dependía del monasterio de Meira, como casi toda la Baja Tierra de Miranda.

Posteriormente el grupo de desplazó al valle de Lourenzá (Lugo), concretamente San Tomé y San Adriano, donde se ubica el pazo de Tovar (donde tuvó lugar una visita guiada por su actual propietario José Ventoso) que perteneció a don Antonio de Tovar a su esposa Blanca Pimentel y su hija Brianda Tovar y Pimenel Ribadeneira, casada con su tío Señor de San Paio de Narla Fernán Pérez das Seixas y Andrade  que pasó a ser el propietario de la torre de Xiá a la muerte de su hermano Vasco das Seixas y Andrade, esposo de Catalina a la cual asesinó en 1543.

Por la tarde se viajó a la fortaleza de Xiá, muy cerca de la villa de Friol (Lugo). La fortaleza de Xiá, o de San Paio de Narla, se encuentra situada en la aldea de Castronela, construida sobre un castro celta. Salvada de la destrucción por los pelos, pues un constructor la compraba por diez mil pesetas para aprovechar el granito, fue adquirida por la Diputación de Lugo que instaló en ella un interesantísimo museo etnográfico. En ella se conserva intacta la lareira, algunas estancias y la cama de Catalina. Tiene también en muy buen estado un par de espléndidas chimeneas. En esta fortaleza fue asesinada Catalina de Santisso por su esposo Vasco das Seixas mientras la acusaba de adulterio. Ocurrió en el otoño de 1543, poco después, en noviembre, Vasco era asesinado por los Berganza en Portugal, parece ser que enterados del crimen que había cometido. Este hecho dio lugar a una hermosísima leyenda conocida como “A dona das torres” en cuyo argumento se basa la novela “Catalina de Santisso”.

A %d blogueros les gusta esto: