Se está perdiendo la figura del editor que cuida los textos, los libros y a sus autores

José María Fraguas de Pablo, autor de "Esto solo ha podido escribirlo un hombre"

Madrid, octubre de 2017

Entrevista realizada por Paloma Jiménez Baquerizo

José María Fraguas de Pablo, también conocido como “Pirracas” (Madrid, 19 de noviembre de 1951) es muchas cosas. Realizador de televisión, productor, director y guionista ha ejercido además como profesor de lenguaje audiovisual, realización y  teleperiodismo en distintas instituciones públicas y privadas, ha dirigido revistas de cine y participado en grupos musicales. Desde hace doce años, cuando se publicó “La mujer del farero”, es también novelista. Fraguas ha publicado recientemente “Esto solo ha podido escribirlo un hombre”, su sexta novela. Una obra con mucha acción, pero también llena de ternura, en la que casi todo el relato gira en torno al amor.

Foto: ©Luana García-Borreguero

1- El protagonista de este libro y también de algún otro,  el director y productor de documentales, Pedro Lastra, es su alter ego. ¿Por qué decidió que un otro yo, semejante , parecido o par,  sea uno de los personajes principales de esta novela?

1.-No solo me resulta más sencillo como punto de partida moverme por un terreno que conozco.  También es porque en mi oficio se dan infinidad de situaciones e historias que me abren las puertas de mundos y personajes llenos de circunstancias cuando menos curiosas. Las vivencias que puede experimentar un profesional como yo pueden ser desde cómicas hasta dramáticas y todas ellas muy literarias, a mi modo de ver. Esta es la razón de ser de Pero Lastra.

 

2- Como protagonista directo o indirecto a través de un alter ego. ¿Podría decirme en qué medida es ahora más o menos autobiográfico, cuánto de usted hay en ese personaje y cuánto de él quisiera ser? ¿Cree que hay escritores que tienden a escribir de ellos mismos?

2.-Mi personaje transita por situaciones parecidas a las que yo he podido vivir en mi oficio, pero son autobiográficas en un porcentaje muy pequeño, mínimo añadiría. Pedro Lastra tiene algunas de mis aspiraciones, comparte conmigo ciertas contradicciones y puede que defectos, pero como dice usted muy bien en la formulación anterior es “otro yo”. No es un yo íntimo o personal, es más mi par en lo profesional, nada más. ¡Ah!, para terminar: no, no quisiera ser él, él está metido en muchos líos.

Sobre la segunda parte de la pregunta le respondo que sí, tendemos a escribir sobre nosotros. Escribir es un ejercicio de soledad y hasta de intromisión y eso hace al escritor algo taciturno y egocéntrico por lo que es muy fácil que se deje llevar hacia el autoestímulo y la autocomplacencia. No sé si eso es bueno o malo. Pienso que si lo que se cuenta es interesante y entretiene o hace falta que el lector lo sepa, pues bueno sea, aunque puede llegar a ser, en según qué casos, bastante insufrible, lo reconozco.    

3- La novela trascurre justo antes del conflicto sirio y hasta allí viaja su alter ego, Pedro Lastra. ¿Por qué Siria?

3.- Aprecio mucho a esa región por lo que han sufrido sus habitantes: Irak, Líbano, etc., y de manera muy especial al pueblo sirio. Siria era de los pocos países árabes que quedaban en el mapa de Oriente Medio con libertad de culto, con una integración de la mujer en la sociedad muy notable y con un peso geopolítico de importancia en la zona. Aunque no imaginaba que sería el escenario de esta atrocidad que vive su pueblo hoy, me parecía un lugar adecuado donde comenzar la historia porque a mis personajes les podían suceder distintas vicisitudes. Por desgracia la cruda realidad ha superado a la ficción.

 

– “Me gustaría que se sintiera la intensidad del amor que transmiten mis personajes”

 

4- Laberinto de personajes y situaciones: amor, sexo, intriga, violencia, muerte. “Esto solo lo ha podido escribir un hombre” es una novela con muchas capas. ¿Cree que esto puede dificultar la lectura de su novela?

4.- Sí, en efecto. La complejidad de la trama puede dificultar la lectura, aunque del mismo modo puede sorprender. Es una historia con mucha acción, pero también llena de ternura. En el relato gira casi todo en torno al amor. Es tan importante como el modo de usar el tiempo en la estructura de la novela. Me gustaría que se sintiera la intensidad del amor que transmiten mis personajes.  En otro orden de cosas, si yo pudiera proponer, como el cine hace con el espectador, que el lector se aislara en una sala mientras me lee, sería feliz. Le pido mucha complicidad al lector y cuento con su dedicada atención de antemano, por eso me arriesgo y desmenuzo mucho la escritura para que se saboree mejor y se disfrute más de la novela.  

 

5- ¿Hay una manera “simple” de leer la novela y otra u otras más complejas en función de esas capas?

5.-Perdone que recurra a la frase tópica, pero le aseguro que me gusta muchísimo esta pregunta. Mire, para mí la manera óptima de leer mis novelas, -y no solo esta, todas- sería de principio a fin y sin interrupciones. Y si me apura, como decía antes, en una sala casi a oscuras. Hago novela corta porque concibo mi trabajo para que sea leído sin interrupciones, lo reconozco. No imagino que entre una frase y otra medien semanas, días o meses. Es deformación profesional. Para mí es tan ajena esa manera de leer, como que se salga de una película y se vuelva a ella un mes después. Propongo a muchos de mis lectores un viaje de duración adecuada como el escenario perfecto para leerme. Si a alguien le molesta lo que digo, de antemano le pido disculpas. Que me lean como quieran, claro, pero que me lean.

 

6- Haciendo alusión tan solo al título, no al contenido de su última novela publicada: “Esto solo ha podido escribirlo un hombre”. ¿Cree que hay cosas que solo puede escribir un hombre, hablando desde el punto de vista literario?

6.-No lo creo en absoluto. Es un título llamativo, un ardid para atrapar la curiosidad de los lectores. Se comprende muy bien leyendo la novela, como usted sabe. Le diré, sin destriparla, que es una frase de una de las protagonistas, que hace referencia a determinada actitud de algunos escritores. En el contexto del relato está muy justificado el valor y el significado de la frase que da título a mi novela.

 

7- ¿Sería llamativo u oportuno publicar un libro titulado “Esto solo ha podido escribirlo una mujer“?

7.- Bueno, en el sentido excluyente en el que creo que usted lo plantea, desde luego que no. Ni este que me propone, ni el que yo he dado a mi nuevo trabajo, claro que no. Lo que ocurre, como ya he dicho antes, es que en mi novela está justificado y contextualizado, creo que se entiende muy bien al leerla.

 

– “Esperar la película de un buen libro es emocionante y aunque pueda frustrar las expectativas después, para mí es muy excitante”

 

8- El argumento narra, entre otras cosas,  los preparativos del guion de una novela “Tabarca” al cine. ¿Qué dificultades cree que tiene o entraña llevar obras literarias a la pantalla grande o las adaptaciones de series que son todo un filón?

8.- Así es, un escritor se hace famoso con su primera novela, “Tabarca” y desparece de la faz de la tierra porque se le acusa de asesinato. Es una novela con novela dentro. En cine también se hacen películas con película dentro. Por otra parte hacer películas de libros creo que es parte del ADN del cine y no representan mayor problema para una producción. Las series son otra cosa, cuando se llevan al cine es por un tema más comercial y me interesa menos. La literatura y el cine siempre se han llevado bien, quizá no tanto entre autores, pero sí entre espectadores y lectores. Personalmente me gusta mucho apreciar las diferencias de los dos lenguajes. Esperar la película de un buen libro es emocionante y aunque pueda frustrar las expectativas después, para mí es muy excitante.  

 

9- ¿Cree o le gustaría que esta novela fuera susceptible de ser convertida en película o serie?

9.-Sí, me gustaría mucho. Además, si me pidieran los derechos para hacer una película o serie, no participaría en ninguna fase de la producción. Siempre que el director del trabajo me demostrara que comprende el sentido de mi novela, como yo la he escrito, me bastaría, solamente necesitaría eso y dejaría hacer.

 

10- Se suele decir que siempre es mejor el libro que la película. ¿Está de acuerdo con esa afirmación?

10.-Le voy a contar un chiste, si me permite:
Hay un ratoncito comiendo el acetato de una lata de película en la que se lee “La Regenta”. El otro ratoncillo que le ve hacerlo le pregunta ¿Qué tal está? ¿Te gusta?

Y le responde: me gustó más el libro.

Yo no comparto esa opinión indiscriminadamente. A mí libros como “El nombre de la rosa” o “El señor de los anillos”, “Harry Potter” y otros muchos, me han encantado y sus películas lo mismo.  “Los santos inocentes”, “El bosque animado”, “La colmena” o “La verdad sobre el caso Savolta”, en el caso de España, incluso han contribuido a dar a conocer más y mejor las obras de sus  grandes autores.  

 

– “Aún me considero un escritor novel, quiero tener muchas cosas que contar para escribir más”

 

11- Usted se ha dedicado toda la vida al mundo audiovisual, pero también es escritor. Esto que es complementario, ¿puede resultar antagónico al mismo tiempo?

11.- Son complementarias, ya lo creo. No es antagónica una disciplina, una ocupación con la otra. En mi profesión, que  es mi autentica vocación, se necesita mucha gente para desarrollar un proyecto por pequeño que sea. Estar solo ante un folio es lo que más me gusta de escribir, me da la tranquilidad y el sosiego que mi oficio, generalmente, no tiene. Aún me considero un escritor novel, quiero tener muchas cosas que contar para escribir más.

 

12- ¿Cómo de difícil es publicar en España?

12.- Difícil se queda corto, publicar diría que es imposible. Aunque yo me siento un afortunado con mi editorial Septem Ediciones, que dirigen Marta Magadán y Jesús Rivas. Publicar en España es una quimera. Animo, pese a todo, a los que empiezan a que sigan escribiendo y no lo dejen nunca.  

 

13- ¿Qué echa en falta de las editoriales españolas?

13.-Se está perdiendo la figura del editor que cuida los textos, los libros y a sus autores. Creo que la edición en España está sujeta a unos criterios económicos y de rentabilidad que no sé si son lo mejor para los libros. No es el caso de mis editores, claro está; son modestos y sin embargo apuestan, arriesgan. En cambio los fuertes, aquellas editoriales que podrían hacerlo,  nunca lo hacen; únicamente apuestan por lo seguro, igual que la prensa y las emisoras de radio y televisión. Es vergonzoso, no hay espacio para la gente nueva y debería ser obligatorio al menos en los medios de titularidad pública, en donde los grandes grupos editoriales parecen tener barra libre, las puertas abiertas, y por si esto fuera poco, se les regalan publireportajes de sus publicaciones con el dinero de todos, precisamente a esos grupos que no lo necesitan. Es bochornoso. No quiero que se me pase decir que las instituciones, aun sabiendo que era de gran ayuda para ellas, ya no compran libros a las pequeñas editoriales para las bibliotecas españolas.

 

– “Nos obsesionan otras lenguas y en cambio la comprensión lectora en nuestros institutos y universidades deja mucho que desear”

 

14- ¿Por qué cree que en España se lee tan poco?

14.-Porque desde ningún estamento se apoya como se debe a la lectura. Yo propondría un comité de expertos que valoraran los libros más adecuados para cada edad durante la enseñanza de nuestros estudiantes. No se puede hacer lectura obligatoria “La Celestina”-con el máximo respeto por la obra de Fernando de Rojas-, para alumnos de doce años. Esto produce un gran rechazo y crea enemigos de los libros. Ni se despierta la curiosidad por la literatura, ni se enseña bien en los colegios. Nos obsesionan otras lenguas y en cambio la compresión lectora en nuestros institutos y universidades deja mucho que desear. Creo que por ahí empieza todo. Tendremos que tomar nota y poner los medios para subsanar esta carencia tan preocupante.

 

15- Tras “La mujer del farero”, “La pirámide de cartón”, “La caja del cachimán”, “No se lo digas”, “El espejo donde te mirabas” y ahora su sexto título “Esto solo ha podido escribirlo un hombre”. ¿Hay hijos preferidos o se les quiere y le gustan todos por igual?

15.-No tengo hijas predilectas, me gustan y disgustan por igual mis seis criaturas. Quizá la que estoy escribiendo ahora porque me está costando mucho parirla. No hablo más de ella, que dicen que se gafan.

 

16- Usted colabora con Cruz Roja. Este mismo verano ha visitado unos campamentos de refugiados en Grecia. ¿Podría hablar a los lectores un poco de esta faceta de labor humanitaria?

16.-Así es, pero permítame que mantenga guardada esa faceta tan personal. Sí le diré que he traído de los campos de Grecia una sensación contradictoria.  Allí los españoles estamos haciendo las cosas despacio pero muy bien y aquí, nuestros representantes políticos, rematadamente mal. Pido por favor a toda la gente que lea esto, que no se olviden de esas  personas que lo han perdido todo, hasta las ganas de vivir. Debemos exigir a nuestro Gobierno que cumpla los compromisos internacionales y que muestre algo de solidaridad hacia ellos; con tan solo un poco de humanidad bastaría.

 

A %d blogueros les gusta esto: