Luis Arias Argüelles-Meres

Biografía
Lanio, Salas, Asturias (1957)

Es un escritor y columnista de prensa. Que ejerce como profesor de Lengua y Literatura en IES “César Rodríguez” de Grado. Actualmente se encuentra realizando la tesis doctoral sobre “Manuel Azaña y la Literatura: Crítica y Creación Literaria”.

En 1988 obtuvo el premio Fernando Vela de Periodismo. Y en 1992, recibió una mención especial de la Sociedad Cervantina, por un ensayo sobre la presencia del Quijote en las generaciones del 98 y del 14.

Es autor de los ensayos, La Asturias que emigró a América, Buscando un Ortega desde dentro, entre otrosPublicó las novelas Un  Tren a Cuba, Parte de Posguerra y Pudorosa penumbra.

En 2004 recibe el Premio a la Lealtad Republicana concedido por la Asociación Manuel Azaña en consideración a su defensa constante y a contracorriente del republicanismo.

 

Publicaciones
Desde la plaza del Carbayón

Desde la plaza del Carbayón

En efecto, Desde la plaza del Carbayón es algo más que un libro, porque, más allá de las reflexiones y peripecias que encontramos en estas páginas, el autor comparte con el público lector vivencias que dan cuenta no sólo de un tiempo y una ciudad, sino también de un intimismo que se expresa con delicadeza y pulcritud a través de un estilo depurado y personalísimo.

Adquirir

Pudorosa penumbra

pudorosa penumbra

Del gorro frigio a la LOGSE. De la Gloriosa y la Primera República al siglo XXI. De la génesis de la novela La Tribuna, de Pardo Bazán (incluido el modelo que tomó del natural la escritora gallega) a un curso de verano en 2010 que tiene lugar en una ciudad castellana donde las fuentes, literarias e históricas, toman vida mediante la comparecencia de un personaje donde habita la memoria de un tiempo y un país que, para el narrador, es mucho más que materia libresca, que pura erudición.Novela de atisbos y sorbos, novela corta, que pretende dar cuenta de lo que atesora un personaje al que su dolor y lucidez le hacen vivir en la pudorosa penumbra que da título al relato. Novela que da cabida a la lírica de las ideas de la que habló Pedro Salinas en uno de sus ensayos. Novela de la memoria y de la idea. Novela en la que el narrador ironiza sobre las teorías del género y cuenta una trama en donde cabe ese matrimonio tan español, del que hablara Ortega, formado por el enojo y la esperanza.
Novela de atisbos para el amor, el dolor y el erotismo. Novela contada en voz baja, sin estridencias ni costumbrismos. Novela del tú y del yo y de la eterna presencia de algo que no se hace visible ni tangible. Novela para degustar sin excesos.
Luis Arias marca un punto de inflexión en su obra narrativa con Pudorosa penumbra.

Adquirir

Un tren a Cuba

un trenTras una noche insomne, atrapado entre los recuerdos y el bochorno ambiental, el narrador se encuentra en la vieja casa familiar, abandonada y amenazando ruina, como tantas otras en Asturias, una fotografía cuyo protagonista exhibe una copa de ron y una sonrisa que invitan al brindis. Esta novela de Luis Arias Argüelles-Meres cuenta la historia de uno de los últimos hidalgos o señoritos rurales de la comarca del bajo Narcea y del bajo Nalón. El 24 de Diciembre de 1917, desaparece Alejandro Casares sin dejar rastro, cuando viajaba en el vasco desde Oviedo a Nalona. 1917 es una fecha clave en la biografía del protagonista de nuestra historia, ya que desaparece el día de nochebuena. Es un momento decisivo, también, a nivel mundial, ya que, por entonces, comienza el jazz, alcanzan el poder los bolcheviques, se inician los comienzos del fascismo y, en Asturias, tiene lugar la gran huelga que paraliza la región, por la acción organizada de los sindicatos, cuyo poder será decisivo en el futuro. En cualquier historia familiar quizás la vida más desconocida puede llegar a ser la epopeya más chispeante. De esta manera y a través de una narración precisa, Luis Arias Argüelles-Meres nos invita a recorrer ese mundo donde se deslizan personajes y relatos más o menos reales, más o menos fantásticos, que parecen haber dormido una larga siesta de verano poblada de juegos infantiles, con aroma a madreselvas, con sabor a manzana y a sidra. Un sopor sosegado y apacible y, sin embargo, envenenado de intrigas y mezquindades.

Adquirir

Parte de posguerra

partedeposguerraEn la España de la posguerra, un maestro republicano, ante el traqueteo propagandístico de los llamados veinticinco años de paz que se celebran con indecente obscenidad el 1 de abril de 1964, decide dar cuenta de su vida y de sus circunstancias, explicando su tiempo y explicándose también a sí mismo. Pretende salvaguardar su memoria y su discurso de la única forma que le es posible: anotando en unas holandesas su pasado, lleno de sueños y pesadillas, de esperanzas y miedos; también su presente amordazado del que derivan las digresiones más lúcidas y desgarradoras. Así, Parte de Posguerra se construye como un desahogo y como la crónica de un tiempo y de un país que creyó en sí mismo, que vio sus sueños cercanos a la realidad y que, llegado el momento, las luces se hicieron sombras y los ecos fueron silenciados. Cuando eso sucede, el narrador rescata su pasado y reflexiona su presente desde una amarga y áspera lucidez. Así, relata ese tiempo de sombras que fue la posguerra, con el estraperlo, con la represión, con el peso oneroso de los uniformes y las sotanas. Lo hace desde un emplazamiento singular. Desde un rincón de Asturias, donde Franco acude cada año a pescar, rodeado de toda una casposa comitiva. En ese rincón de Asturias ejerce su oficio de maestro que lleva más allá del aula con el clamor silenciado de las holandesas que escribe. En ellas, hay sitio para la vida rural de la Asturias de entonces. Para un paisanaje condenado a la miseria y a la emigración.

Adquirir

Buscando un Ortega desde dentro

buscando

Adquirir

Ortega y Asturias

ortega y asturias

Volver

volver

La Asturias que emigró a América. (Una injusticia poética)

LA ASTURIAS

Tiempo de castañas

tiempo